"Queremos saber dónde están"

El Día Internacional de las Víctimas de Desaparición Forzada es una oportunidad para reconocer a las personas defensoras de derechos humanos que apoyan a familiares y amigos de personas desaparecidas en búsqueda de la verdad.

La desaparición forzada es un problema global, y que en muchas ocasiones se rige por un único principio: causar miedo a la ciudadanía. Según Naciones Unidas, cientos de miles de personas han desaparecido durante conflictos o períodos de represión en al menos 85 países de todo el mundo.

El Fondo Noruego para los Derechos Humanos (FNDH) se suma a la exigencia de saber donde están que comparten los familiares y amigos que les arrebataron la presencia de una persona querida. En este caso, también reconoce la labor de las personas defensoras de derechos humanos para dar apoyo y orientación que en muchos casos es clave para lograr avanzar en el largo camino de la búsqueda por la verdad. Esta labor, lejos de ser reconocida, sigue estando perseguidas y denigrada en muchos lugares del mundo, según recoge Naciones Unidas. A esto hay que añadir cómo los Estados usan la la lucha contra el terrorismo como excusa para el incumplimiento de sus obligaciones y la todavía generalizada impunidad por la práctica de la desaparición forzada.

El FNDH apoya a organizaciones de derechos humanos en diferentes partes del mundo que trabajan cada día para saber donde están las personas desaparecidas. Y sigue confiando en que su trabajo es clave para lograr que las familias de las víctimas de desaparición forzada puedan saber la verdad.

COLOMBIA

Usar la ciencia para buscar personas desaparecidas en los ríos

Es imposible dar lugar a una sociedad en paz si estos hechos no se esclarecen y sin decirle a los familiares donde están sus desaparecidos. La gente tiene derecho a la verdad” Diana Arango, directora de la organización EQUITAS

El país andino firmó un acuerdo de paz histórico en 2016 con la guerrilla de las FARC. Esto fue un avance para la búsqueda de las personas desaparecidas que, según fuentes oficiales, serían más de 80.000. Algunas organizaciones sociales apuntan a que pueden superar las 200.000 personas. Colombia es el país con más desaparecidos de Sudamérica, superando las víctimas que se registraron durante las dictaduras de Chile y Argentina.

La búsqueda de las personas desaparecidas es compleja debido, entre otros factores, a la duración del conflicto colombiano. Una de las técnicas comunes de desaparición forzada era arrojar el cuerpo a los ríos. La organización colombiana EQUITAS, compuesta por un equipo de mujeres científicas, está aplicando una técnica pionera en el mundo para localizar cuerpos en los fondos de los ríos. Diana Arango, directora de la organización, explica la importancia de seguir buscando. “Es imposible dar lugar a una sociedad en paz si estos hechos no se esclarecen y sin decirle a los familiares donde están sus desaparecidos. La gente tiene derecho a la verdad”, afirma.

PAKISTÁN

Más de 7000 personas desaparecidas

"Realmente veo mucha actividad y estoy seguro de que el gobierno presentará una ley pronto", Ali Palh, el coordinador de la SHRDN y abogado, Pakistán

Las desapariciones forzadas son un problema de derechos humanos frecuente en Pakistán. Desde 2011, se han registrado más de 7.000 denuncias de desapariciones forzadas en Pakistán, pero la cifra real podría ser mucho mayor. Uno de los beneficiarios del FNDH en Pakistán, la Red de Defensores de los Derechos Humanos de Sindh (SHRDN, por sus siglas en inglés), es una red de personas defensoras individuales y organizaciones de la sociedad civil que trabajan para mejorar colectivamente la seguridad de los defensores que protegen y promueven los derechos humanos en la provincia de Sindh en Pakistán.

La red coordina la asistencia jurídica y el apoyo en momentos de necesidad a las víctimas de desapariciones forzadas, torturas y detenciones ilegales. El coordinador de la SHRDN y abogado, Ali Palh, presenta peticiones para la liberación de personas desaparecidas y ve renovada la esperanza de que el asunto se resuelva finalmente. "Realmente veo mucha actividad y estoy seguro de que el gobierno presentará una ley pronto", dijo.

Conoce más sobre las desapariciones forzadas en Pakistán en este blog.

INDONESIA

Con la ayuda de organizaciones como la IKOHI, unos 80 niños se han reunido con sus familias hasta ahora, y la búsqueda desaparecidos continúa.

En Indonesia se han producido muchas desapariciones forzadas desde la masacre de 1965-1966, como las dirigidas contra grupos separatistas en Timor-Leste, Aceh y Papúa Occidental, y contra estudiantes en 1997-1998. La Asociación de Indonesa de Familias de Víctimas de Desaparición Forzada (IKOHI, por sus siglas en inglés) documenta historias de los niños desaparecidos, trabaja en sensibilización y mantiene reuniones con supervivientes. Además, como integrante de una red regional, consiguió que el gobierno indonesio introduzca cambios en su política para reconocer los derechos de las víctimas y reparar las violaciones de los derechos humanos. Con la ayuda de organizaciones como la IKOHI, unos 80 niños se han reunido con sus familias hasta ahora, y la búsqueda desaparecidos continúa.

Zaenal Muttaqin, es el Secretario General de IKOHI, indica que aún hay muchas personas por encontrar. "Esto es un verdadero trabajo humanitario. Va más allá de ideología, política y fronteras. Al final, la verdad seguirá viva y se seguirá luchando por la justicia”, afirma. Continúa explicando la necesidad de seguir buscando: “La desaparición forzada es un crimen continuo. Familias, madres, hijos e hijas de las víctimas…debemos continuar apoyándoles para que encuentren a sus familiares ¡Basta de desapariciones forzadas en el mundo!”.

“La desaparición forzada es un crimen continuo. Familias, madres, hijos e hijas de las víctimas…debemos continuar apoyándoles para que encuentren a sus familiares ¡Basta de desapariciones forzadas en el mundo!”.  Zaenal Muttaqin, el Secretario General de IKOHI

Vea el video donde los copartess de la FNDH abordan las desapariciones forzadas a continuación:

Fotos de Zulfiqar Shah, EQUITAS y IKOHI.