Nuestro trabajo contra la impunidad y por el acceso a la justicia

El FNDH da prioridad a la labor encaminada a garantizar el acceso pleno e igualitario a la justicia, reconociendo que la justicia es el componente clave en la lucha contra la impunidad.

La mayoría de las organizaciones financiadas en este ámbito estratégico existen para atender a las comunidades marginadas y trabajar activamente en contra de su discriminación. Muchas de ellas se dedican a buscar justicia y protección para las comunidades indígenas que son vulnerables a la explotación de las industrias extractivas y otros abusos contra la tierra y el medio ambiente. Las organizaciones utilizan métodos como la documentación de las violaciones de los derechos humanos, la promoción de la visibilidad y el empoderamiento de los grupos discriminados, la preservación de la memoria para que las generaciones futuras no olviden y repitan las violaciones y la facilitación de asistencia jurídica gratuita para garantizar la igualdad en el acceso a la justicia.

De las organizaciones apoyadas por el FNDH en 2019:

  • el 60% proporcionó asistencia jurídica y apoyo a las víctimas/ los sobrevivientes de derechos humanos; el 80% contribuyó a reducir la impunidad y/o ayudó a las víctimas/ los sobrevivientes a acceder a la justicia; el 46% ayudó a las víctimas/ los sobrevivientes a expresar sus derechos a ser reconocidos, restablecidos y/o compensados; el 73% proporcionó la creación de capacidad jurídica a grupos marginados y/o vulnerables; 58% ayudó a las víctimas/sobrevivientes a presentar sus casos a los mecanismos de derechos humanos.
  • Se brindó asistencia y apoyo jurídico a 1137 mujeres, 1464 hombres y 402 jóvenes.

Lea más en nuestro Informe Anual de 2019 (el contenido está disponible sólo en inglés).

Apoyo a largo plazo para Colombia

En Colombia, el FNDH continuó con sus 30 años de apoyo a las víctimas del conflicto armado en su esfuerzo por la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición. Ahora, en 2020, estamos entusiasmados por tener la oportunidad de empezar a ampliar significativamente nuestra labor de apoyo a la sociedad civil dedicada a promover la paz. Damos prioridad al apoyo de proyectos y organizaciones de base que movilizan a las víctimas y los supervivientes en las zonas gravemente afectadas por el conflicto armado. El país se encuentra en medio de un proceso de paz desafiante, enfrentándose a un deterioro de la situación de los derechos humanos, una intensificación del conflicto armado continuo y asesinatos extendidos de defensores de los derechos humanos. Sin embargo, el movimiento de derechos humanos sigue creciendo y desempeña un papel fundamental para el futuro del país.

El FNDH apoyó a ocho organizaciones de derechos humanos y su trabajo para el acceso a la justicia de las víctimas y sobrevivientes dentro del sistema de justicia transicional colombiano, establecido como parte del acuerdo de paz de 2016 entre el gobierno colombiano y el grupo guerrillero de las FARC. Con seis informes, así como testimonios y el apoyo metodológico y organizativo, los concesionarios contribuyeron y participaron en la labor de la Comisión de la Verdad de Colombia, la Jurisdicción Especial de Paz y la Unidad de Búsqueda de Desaparecidos. Pero la lucha contra la impunidad también continúa dentro del sistema de justicia ordinaria. Los concesionarios apoyados por el FNDH manejaron y apoyaron 824 casos legales, representando y acompañando a 4800 víctimas de violaciones de derechos humanos. También documentaron 1023 violaciones de los derechos humanos.

Apoyando la reforma y el acceso a justicia en Sri Lanka

El Director de HRO (izquierda) y superviviente de la tortura, H.M. Podikumarihami (centro), narrando su incidente de tortura a los medios de comunicación en el Día Internacional en Apoyo a los Supervivientes de la Tortura (Foto: HRO).

La Oficina de Derechos Humanos en Kandy (Human Rights Office, HRO), Sri Lanka, se centra en el acceso a la justicia para los prisioneros con cargos falsificados, detenidos sin juicio o en espera de juicio, o que han sufrido otras violaciones de los derechos humanos durante su detención. Trabajan directamente con las víctimas y los supervivientes y colaboran con muchos actores a diferentes niveles. La HRO no solo ayuda a los detenidos a acceder a la justicia, sino que también trabaja para reformar el sistema de justicia a fin de ayudar a restablecer la confianza de la sociedad en su imparcialidad y capacidad.

En 2019, la HRO documentó 97 casos de tortura, detención ilegal, negligencia médica, detención ilícita, acoso policial y detención con cargos falsificados, y prestó apoyo jurídico a 88 víctimas. Realiza una labor de promoción enérgica e influyente que ha dado lugar a varios logros, como la adopción por el Ministerio de Justicia y la Comisión de Servicios Judiciales de medidas para agilizar los casos que están pendientes desde hace más de 10 años. Además de su fuerte apoyo/ayuda jurídica y su labor de cabildeo estratégico, facilitan un programa de arte psicoterapéutico para los prisioneros llamado "Curación a través del arte". Este programa ayuda a los participantes a través de la expresión catártica. En 2019, este programa fue facilitado para los prisioneros varones que están en el corredor de la muerte.

Foto principal: Red Sur Barranquilla.