Facilitamos taller sobre el enfoque de género en proyectos de derechos humanos

Cerca de 30 organizaciones de la sociedad civil participaron en dos sesiones durante este mes, donde se compartieron conceptos y técnicas para aplicar y potenciar el enfoque de género en sus actividades.

La igualdad de género es uno de los retos de la sociedad actual. Desde el Fondo Noruego para los Derechos Humanos Colombia (FNDH Colombia), hacemos un trabajo con enfoque de género pero también estamos comprometidas a que las organizaciones socias que apoyamos puedan conocerlo y aplicarlo, en base a sus posibilidades. Carolina Aarsaether, Directora País de FNDH Colombia, valoró cómo este enfoque es clave para trabajar por un mundo en igualdad: “El enfoque de género está relacionado con los derechos de las mujeres pero también es importante para combatir la discriminación de las mujeres y promover la inclusión”.

Claudia Cecilia Ramírez, experta en género y asesora del FNDH Colombia en esta materia, fue la facilitadora del taller El enfoque de género, nociones y herramientas para su institucionalización, que profundizó sobre cómo este enfoque sirve para “desafiar temas culturales y organizacionales, y lograr cambios a pequeña, median y gran escala”, dijo.

Al inicio, se conversó sobre el origen de diferentes conceptos como: género, sexo, orientación sexual, identidad de género, enfoque interseccional, expresión de género, etc. Además, resaltó que el enfoque de género permite “mirar las asimetrías y buscar cómo solucionarlas para llegar a la igualdad”. Esta manera de mirar, también permite identificar las discriminaciones entre mujeres y hombres dentro de las organizaciones. Por ejemplo, si ellas tienen un horario diferente u ocupan siempre hacen las mismas tareas. Además, hizo referencia a cómo los estereotipos de género están arraigados en la cultura y “ofrecen una visión simplificada del mundo promoviendo actitudes sexistas y xenófobas”.

“Mirar las asimetrías y buscar cómo solucionarlas para llegar a la igualdad” Claudia Cecilia Ramírez, experta en género y asesora del FNDH Colombia.

Lucy Sánchez, de la organización Ambulua, preguntó por cómo combatir la discriminación que sufren en las comunidades. Ramírez, respondió sobre la importancia de los pequeños gestos como empezar a usar el lenguaje inclusivo para hacer ver estas diferencias a nivel personal y social y puso un ejemplo gráfico. “Es muy diferente que estemos en un taller y sea el hombre el que sirva el tinto cuando las mujeres están sentadas…”. Y añadió: “Esos pequeños gestos ayudan mucho”.

Por su parte, Camila Galindo, de la Coordinación Europa Estados Unidos, dudaba acerca de cómo incluir este enfoque en los listados de asistencia de sus actividades. En este caso, la facilitadora explicó que el enfoque de género no es una variable, y que es importante conocer el número de hombres y mujeres que participan en una actividad y “qué atención se le presta a ese grupo poblacional”.

En la última parte, se compartió la importancia de tener unas prácticas a largo plazo que hagan que las organizaciones socias puedan adaptar este enfoque en su día a día. “En muchos casos se hace encuestas desagregadas o se asigna a una persona como responsable de género, pero si no hay unas normas y prácticas permanentes dentro de la organización entonces el enfoque de género no se institucionaliza”, explicó Ramírez.

¿Cómo incorporar este enfoque a nivel práctico en las organizaciones de la sociedad civil?

Ramirez explicó que hay medidas de acción positiva, que son acciones específicas para promover la igualdad, como apostar por cuotas paritarias en puestos de responsabilidad o promover cursos de cómo usar las tecnologías digitales, con acceso prioritario para mujeres. Sobre el lenguaje incluyente, recordó que el lenguaje fue creado por el hombre y planteó algunas fórmulas para cambiar este paradigma como el uso de formas inclusivas del lenguaje, o el uso de fotografías que no refuercen estereotipos de género.

Por último, se dieron una serie de orientaciones para verificar si se está teniendo en cuenta este enfoque en cada una de las etapas de desarrollo de los proyectos.

Más de 70 personas de géneros diversos participaron en total durante las dos sesiones. Una de ellas fue Paula Fontalvo, del Foro Costa Atlántica que valoró así este tipo de capacitaciones: “Es el primer espacio de género en el que participo donde se trataron tanto conceptos teóricos como una parte práctica. Nos dieron prioridad y se escuchó lo que teníamos que decir”.

“Es el primer espacio de género en el que participo donde se trataron tanto conceptos teóricos como una parte práctica” Paula Fontalvo, Foro Costa Atlántica.

Desde el FNDH Colombia, estamos perfeccionando una herramienta que sirva a las organizaciones socias a adquirir o profundizar en este enfoque en su estructura, en base a los recursos y las posibilidades de cada una. Además, facilitaremos espacios de intercambio de experiencias a lo largo de este año para conocer los aprendizajes y retos en este camino.

Foto: Imagen de un momento de la reunión en Zoom.