La apertura de un macrocaso, una oportunidad ante la impunidad

Debido a los altos niveles de impunidad frente a los casos de desapariciones forzadas en Colombia, el Movice pide la apertura de un macrocaso para investigar patrones en este crimen.

Colombia es uno de los países con más desapariciones forzadas del mundo y, según Human Rights Everywhere, el 99,5% de estos casos han quedado en la impunidad.

Ante este panorama, el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice) pide al Sistema Integral para la Paz la apertura de un macrocaso sobre desaparición forzada y de esta forma poder investigar los patrones de esta violación a los derechos humanos en el país andino.

Aunque no se desconoce el trabajo adelantado por la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD), hay otros elementos que también podrían aportar al esclarecimiento de la verdad. “Es muy importante la apertura de un macrocaso, aparte y de forma particular”, dice Laura Montoya, documentadora del Movice, “porque entendemos que hay unas connotaciones diferentes y porque hay otros sectores victimizados por estos hechos”, argumenta.

Esta solicitud hace parte de una serie de recomendaciones que compartió el Movice mediante su más reciente informe ‘¿Dónde están nuestrxs desparecidxs?’ que documenta 293 casos de desaparición forzada en Magdalena Medio y en el Meta, Colombia, desde 1971 hasta 2014.

Durante su exposición en la entrega oficial del informe, Laura Montoya además dijo que las desapariciones forzadas se vincularon a otras violaciones a los derechos humanos como las masacres. Crédito: Movice.

El Magdalena Caldense ha sido un lugar fuertemente azotado por las mal llamadas “limpiezas sociales” que consisten en un método violento de exterminio, matanza y aniquilación selectiva a ciertos grupos sociales. Bajo la premisa “lo que no sirve, no debe estorbar”, el Centro Nacional de Memoria Histórica ha documentado que grupos de personas encubiertas han asesinado a otras personas en estado de completa indefensión.

El universo aproximado de personas desaparecidas en Caldas es de 10.118 casos, según organizaciones de la sociedad civil. Mediante estrategias de búsqueda como el informe del Movice, las familias han venido participando en los procesos desde la memoria y, a su vez, limpiando el nombre de sus seres queridos.

Este informe además de “contribuir a la verdad y a la lucha contra la impunidad -explica Montoya- ha permitido que las familias de las víctimas participen en los procesos de búsqueda”.

Retratos de las víctimas de desaparición forzada en la entrega oficial del infome ‘¿Dónde están nuestrxs desparecidxs?’.

Entidades del Sistema Integral para la Paz agradecieron la entrega del informe documentado por el Movice y entregado por las víctimas mediante el acto simbólico 'Yo soy'.

“Cada vez que recibimos estos informes de manos de ustedes, les reconocemos en su valentía, en su fortaleza para superar ese olvido que es una trampa de la guerra” expresó la magistrada de la Jurisdicción Especial para la Paz, Reinere Jaramillo.

Por su parte, desde la UBPD, la directora Luz Marina Monzón dijo que para la entidad este era un informe muy importante para los planes regionales que ya se vienen implementando en los territorios.

Acto simbólico 'Yo soy'.

Desde el Fondo Noruego para los Derechos Humanos entendemos la connotación de la desaparición forzada como una violación a los derechos humanos, y por ello apoyamos el trabajo que realiza el Movice. Esperamos que mediante este informe se garanticen los derechos de las víctimas a la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición.

Portada: entrega oficial del informe ‘¿Dónde están nuestrxs desparecidxs?’ a la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD), la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos - Colombia. Crédito: Movice.