El trabajo contra la discriminación y la marginación de individuos y grupos vulnerables es el núcleo del mandato y el objetivo general del FNDH. El FNDH da prioridad a proyectos en los que grupos vulnerables o marginados se movilizan y lideran una lucha por sus propios derechos. En muchos contextos, estos grupos están sujetos a múltiples formas de discriminación donde entran en juego factores sociales y económicos.

Desafiar el status quo y las jerarquías sociales, políticas y económicas existentes para crear cambios requiere perseverancia, coraje y compromiso a largo plazo. A través de casi tres décadas de apoyo en este campo, el FNDH reconoce que los cambios son posibles y que los hombres y mujeres Defensores de Derechos Humanos pueden hacer una diferencia real. A través de este tipo de apoyo, las personas y grupos marginados tienen voz y valor para reclamar sus derechos.